¡Echa un vistazo a las últimas entradas publicadas!

martes, 10 de marzo de 2015

Crítica de INTERSTELLAR (Christopher Nolan, 2014)

A ringed spacecraft, revolves around a wormhole, here depicted as a reflective sphere.
Director: Christopher Nolan

Reparto: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Michael Caine, Mackenzie Foy.

Argumento: Al ver que la vida en la Tierra está llegando a su fin, un grupo de exploradores liderados por el piloto Cooper (McConaughey) y la científica Amelia (Hathaway) se embarca en la que puede ser la misión más importante de la historia de la humanidad y emprenden un viaje más allá de nuestra galaxia en el que descubrirán si las estrellas pueden albergar el futuro de la raza humana. (FILMAFFINITY).

Crítica: Después de ver Inception (una de mis películas favoritas) me quedé fascinado con la facilidad con la que Nolan creó una historia tan complicada y a la vez tan entretenida, uno de esos blockbusters con cerebro que tanta falta hacen. Al no ser un fan de la saga Batman tuve que esperar hasta Interstellar para volver algo del director y, bueno, indiferente no te deja.

Durante meses fui viendo las críticas por internet y muchos opinaron que se le había ido un poco de las manos. En mi opinión, Interstellar se gana la admiración que otros tienen hacia ella; maravillosamente interpretada por su exceptional reparto (muy por encima del que suele haber en en las películas más taquilleras del año, con una siempre genial Jessica Chastain) y visualmente e intelecualmente sobrecogedora, la cinta de Nolan no se queda a medias; su historia promete darte algo con lo que estrujarte el cerebro y de paso logra una historia emocionalmente compleja que logra que el paso del tiempo no sea solo un hecho físico, sino un lazo dramático para la película.

Y mola. Es una forma algo cutre de resumirlo pero es verdad. Tuve el mismo sentimiento de rompecabezas imposible que tuve con Inception. Y si hay que encontrarle un fallo, algo por lo que no me enamorara tanto como la otra vez quizás tiene que ver con la propia naturaleza de ambas películas. Origen era ciencia ficción. Deliciosa, compleja e intrincada ciencia ficción dentro de la mente de un ladrón de ideas. Interstellar, aunque cumpla la ardua tarea de comprometerse a sus altas expectativas, es algo que en teoría es ciencia. Ciencia dura explicada a través de las dos horas de duración de la película que da un salto vertiginoso en su media hora final. La escena en la librería. Qué narices era eso? Es la mejor parte de la película y la que la hace tambalearse más. Sin algo así en su último acto la película habría sido una decepción. Interstellar necesitaba acabar con un bang y lo hace. Pero es tan alocado -aunque científicamente viable- que es quizás demasiado. Te deja sin aliento porque hasta ese momento todo parecía basado en teoría pura y dura, y su momento más magnético, a través de las estanterías en la biblioteca del tiempo, es también su mayor salto al abismo.

Nota: 8


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por dejar tu opinión! :)

Quizás también te interese
¡Recomienda este blog!