¡Echa un vistazo a las últimas entradas publicadas!

martes, 24 de marzo de 2015

Crítica de CORALINE (Henry Selick, 2009): Be careful what you wish for...


"You probably think this world is a dream come true, but you're wrong"


Después de unos cuantos días publicando sin parar, ayer me tomé un descansito para planificar las próximas entradas. Se avecina cine y muchas más series, ataros los cinturones :)

Coraline poster.jpgDirector: Henry Selick

Reparto: Dakota Fanning, Teri Hatcher, Jennifer Saunders, John Hodgman, Ian McShane, Keith David, Robert Bailey Jr.

Argumento: Basada en una novela de Neil Gaiman, narra la historia de una niña que, al atravesar una pared de su casa, encuentra una versión mejorada de su vida: sus padres son más considerados con ella, pero la las sensaciones maravillosas darán paso al miedo y a la angustia. (FILMAFFINITY).

Crítica: Soy un fan incondicional de todo lo que hace Laika. Hay algo en que una película de animación esté echa con Claymation que hace que me guste siempre más de lo que debería. Será el enorme esfuerzo que se que hay detrás de cada escena o cada segundo de metraje, o el hecho de que no se note la huella humana cuando la cinta llega a la pantalla, pero no me puedo resistir.

La primera que vi de la productora fue ParaNorman, pero mi favorita absoluta es sin duda Coraline. Visualmente mágica, genuinamente espeluznante (pero dulce y entrañable de esa forma tan peculiar y complicada), con la forma de una fábula para niños pero con un corazón forjado en la oscuridad de las pesadillas. Coraline no habría sido la película que es en manos menores (y sabiendo el nivel de exigencia podrían no haberlo ni intentado) pero es una de esas cintas que está repleta de sorpresas y de ángulos que no te esperabas.


Nuestra protagonista está cansada de su vida. Y de su familia; aburrida de que nadie le haga caso desea tener unos padres atentos y divertidos, en un mundo donde la prioridad sea hacerla feliz. Pero como nos adelantan antes de que le demos al play, hay que tener mucho cuidado con lo que uno desea, porque tus mayores sueños pueden convertirse en tus peores pesadillas e incluso los jardines más coloridos pueden ser venenosos. Des del momento en que Coraline se da cuenta de que algo va mal la película va creciendo a través de grotescos descubrimientos, haciendo que entendamos que cuando cruzamos ciertas líneas podemos intentar huir de lo que hemos hecho pero siempre acabaremos volviendo a toparnos con ello (más y más moralejas que no te esperarías en una cinta para niños).


La explosión a la que se dirige la -cada vez más oscura- aventura de Coraline se produce en el mundo falso con la madre de los ojos abotonados. Es una batalla a la que nuestra protagonista se dirige sabiendo que no puede ganar si juega limpio y es terroríficamente perfecta. No porque con la ayuda de su inesperado amigo logre vencer a la impostora, sino porque la película sigue regalándonos en cada escena frases para el recuerdo y rellenando la fantasía de plastelina -que termina en la tela de araña a la que ha caído Coraline con sus deseos- de realidades de carnes y hueso: “I have no plans to love you. No matter what. You can't make me love you.” y con estas palabras, el miedo pasa a ser la certeza de que la realidad siempre será mejor que nuestras fantasías. Porque en estas, las normas son imprevisibles y flexibles. Aquello que tanto añoramos camufla la oscuridad de lo que tendremos que dar a cambio y, a fin de cuentas, it is always easier to be afraid of something you cannot see...


~8,8~

___________________________________________________


No sé si le habré hecho honor a la película, pero he disfrutando un montón recordándola. Gracias por los comentarios que habéis dejado en las dos últimas entradas, siempre es una alegría saber que leéis lo que escribo. Que nada os detenga de repetir en esta entrada. El blog es vuestro :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por dejar tu opinión! :)

Quizás también te interese
¡Recomienda este blog!