¡Echa un vistazo a las últimas entradas publicadas!

jueves, 17 de enero de 2013

Crítica de ZERO DARK THIRTY (Kathryn Bigelow, 2012)

Y comenzamos con las nominadas al Oscar. Ayer, con un terrible dolor de cabeza tras andar toda la mañana (25 km, poca broma), me tome dos ibuprofenos, dormí una macro-siesta y me decidí a ver la primera: Zero Dark Thirty.

Director: Kathryn Bigelow

Reparto: Jessica Chastain, Jason Clarke, Joel Edgerton, Mark Strong, Jennifer Ehle, Kyle Chandler.

Argumento: Zero Dark Thirty sigue cronológicamente los pasos tomados por los los servicios de inteligencia estadounidenses desde el atentado a las torres gemelas -el 11S- hasta la captura y muerte de Osama Bin Laden, misión en la que tiene una vital importancia la labor de Maya (Jessica Chastain).

Crítica: Zero Dark Thirty no es, por así decirlo, el gran thriller que algunos esperan, tenso y tan explosivo como las bombas de los terroristas. Pero cuenta una historia, y lo hace bastante bien.

La historia comienza en 2001 con el atentado a las torres gemelas (sonido de gente llamando a sus familias, angustiada por que la ayuda no llega y están atrapados) y va avanzando a través de los años y a través de distintos atentados y puntos clave en la historia de como se llegó a atrapar a Bin Laden (aunque no se muy bien cuales son ciertos y cuales ficticios). Más que simplemente la misión de matar al terrorista más buscado, Zero Dark Thirty comienza cimentando la base en los comienzos y va persiguiendo cada pista. Eso hace que la primera mitad de la cinta sea bastante densa y no demasiado atrayente. Ya de antemano os digo que lo de las torturas se muestra (y en gran detalle), pero tan solo al principio y, sinceramente, si en realidad era un terrorista directamente vinculado a la muerte de miles de civiles se merecía eso y más. Pero no nos desviemos; esa primera parte, creo yo, a parte de para crear una búsqueda previa y no basar la cinta entera en la misión de matar al malo, tiene como misión darnos a conocer quién es nuestra protagonista: Maya.

Jessica Chastain lidera la película con un personaje emocionalmente complejo, suficientemente duro y potente como para llevar la trama y para servirnos de guía a través de la historia, y que logra sus mejores momentos cuando lanza la coraza y nos deja ver el personaje redondo que queda detrás.

Creada como núcleo de la historia, la Maya de Chastain es, por así decirlo, el núcleo que la cinta necesita para que no parezca un documental; una líder. Su evolución es patente a través de los años; de inexperta, va ascendiendo y avanzando (en rollo motherfucker que a veces queda un poco forzado) . Muchas veces tiene que dar esa pinta de dura y mordaz, como si constantemente estuviera diciendo: Sí! Soy una mujer! Y soy la más mala! Sinceramente, me quedo con la Maya final. La que no necesita imponerse y mostrarse como una badass sino que simplemente, liberada de esa necesidad, se convierte de forma natural en el personaje redondo emocionalmente que te gustaría ver desde un principio. Es entonces cuando Chastain da la interpretación que merece todos los premios que está recibiendo, cuando logra un interpretación de Oscar aunque su personaje sea poco amable la mayoría de veces o, por la propia esencia de la cinta, no tenga excesivas escenas de lucimiento. La Maya más dura tiene grandes escenas, pero a parte de ser más difícil conectar con ella, es menos atrayente como personaje. Comprendo que en un mundo de hombres haya que marcar territorio, pero nadie es un lobo las 24 horas del día. Igual que sus escenas finales le dan una redondez necesaria, detalles como que tenga su foto y la de su compañera muerta como fondo de pantalla le dan una humanidad esencial.

Y si me refiero a la última fase de la protagonista como la mejor, esto sucede del mismo modo con la cinta: la última hora (dedicada a la entrada en la fortaleza de Bin Laden y su posterior asesinato), es un parte tensa y magníficamente abordada gracias al gran trabajo de Bigelow como directora, en la que terminan con el reino de terror del malo malísimo sin forzar el sentimiento de que sea una gran proeza, sin necesidad de ponerse patrióticos. Simplemente lo matan, hay unos momentos de confusión y luego regresan con el cuerpo. Es entonces cuando Chastain se enfrenta cara a cara con el terrorista caído y hay una sensación de ruptura, de un rugido de alivio mudo. Es ahí cuando sabes que, aunque la cinta no te fuerce para que lo veas, algo importante ha sucedido. Maya, convertida por fin en un personaje redondo sale a la oscura noche y respira la fría brisa. Finalmente, tras diez años de misión ambientados con la magnífica banda sonora de Desplat, nuestra protagonista, con la que ahora sí podemos conectar, deja salir los demonios de su larga misión ahora que todo termina y la pregunta del piloto se convierte en la suya: ¿Where do you wanna go?



Nota: 8,5-8,75
________________________________________________

Ahí tenéis. Disfrutadla y recordar comentad vuestras opiniones :) En cuanto a comparar interpretaciones, me gustó más Cotillard (la única que he visto, hoy veo Silver Linings Playbook), pero el personaje de Stéphanie (que también me gusta más que Maya), aunque evoluciona, va saliendo en escenas cortadas (Ali es el verdadero personaje central) mientras que Maya es la protagonista absoluta de ZD30 y eso conlleva que su interpretación ha de mantener es peso de la cinta, lo cuál logra.

Nos vemos.


6 comentarios:

  1. Haber si la veo esta tarde, tiene muy buena pinta. Ya he comenzado con las cintas nominadas a los Oscar y esta me crea muchísima curiosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un thriller cargado de tensión pero si sabes apreciar el estilo de la narración y la habilidad de Bigelow para sacar el máximo partido a la última parte, te puede llegar a gustar mucho. Un saludo :)

      Eliminar
  2. Recientemente me han premiado mi blog "La Taverna del Mastí" con el premio "BEST BLOG". Como es habitual en este tipo de galardones/cadena, hay que eleir tus blogs favoritos y el tuyo no podía faltar entre mis elegidos.


    http://tavernamasti.blogspot.com.es/2013/01/premio-bloggero-best-blog.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uau! Muchas gracias!!!! :D Ahora me paso!

      Eliminar
  3. Buena película, también hace una breve aparición Mark Duplass quien ahora dirige Togetherness y también la protagoniza a un lado de Amanda Peet

    ResponderEliminar
  4. Los hermanos Duplass hace poco trabajaron para realizar contenido de entretenimiento para la cadena de televisión HBO y les ha ido muy bien, debido a que siempre los Duplass buscan crear contenidos atractivos para los espectadores como diversas películas y series.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar tu opinión! :)

Quizás también te interese
¡Recomienda este blog!